Tratamiento

El tratamiento de la medicina oriental Yuk-ki es distinto que de la medicina occidental, no se trata el problema, sino se trata el origen de los problemas. En su filosofía, el origen de la mayoría de las enfermedades es la falta de la energía vital en general y los desequilibrios de algunos órganos.

Realmente, la mayoría de los problemas de salud que tenemos siempre están relacionados con los órganos a los que corresponden. Por ejemplo: la caída del pelo está relacionada con debilidad en los riñones, además de: los problemas de los huesos, el dolor e hinchazón de tobillos, etc.

Así que todo el cuerpo está conectado por medio de los órganos y sus meridianos. Depende del estado de los órganos y de que la conexión con los meridianos esté normal para que exista salud y bienestar en esas zonas. Además, es muy importante para la salud, que la cantidad de energía vital que llega a cada órgano y víscera y que fluye por los meridianos sea la adecuada.

Por esta razón un profesional de salud debe saber cómo diagnosticar para conocer los problemas, con que órgano está relacionado y después debe saber decidir cómo va a tratarlos para lograr la recuperación. Según el estado del paciente debe decidir de qué manera va a tratar, ya que no es lo mismo el tratamiento para un joven que para una persona mayor, porque la fuerza y la capacidad que tienen son distintas.