Alimentación YUK-KI

El equilibrio se basa en unos principios lógicos, invariables y sólidos que nos ayudan a vivir en armonía con la Naturaleza y a obtener la Sabiduría, que nos guiará en la búsqueda de la salud y la felicidad.


¿Cómo funciona?

La alimentación Yuk-ki ha sido creada y pensada según los Principios de la Naturaleza, y conocimientos ancestrales de la Medicina Oriental Taoísta. Su eficacia se debe a: la aportación energética y terapéutica de sus ingredientes en proporciones específicas para el hombre y la mujer.

Constituye una nutrición mucho más energética, completa y equilibrada que cualquier comida.


El Doctor E.S. Lee ha creado un producto que reúne todas las cualidades de una alimentación Yuk-ki, con la que podrá llevar a cabo una alimentación equilibrada y energética según su sexo.

Alimentación energética y equilibrada

Según la medicina taoísta (medicina Yuk-ki) todos los problemas de salud están relacionados con una alimentación inadecuada, que carece de nutrientes vivos y de energía. La mejora se consigue aportando la energía y equilibrando los órganos débiles que originan los problemas a través de una alimentación "terapéutica" (energética y equilibrada).


La alimentación Yuk-ki es 100% natural y ecológica,contiene más de 100 ingredientes, aportando casi todas las propiedades naturales y el valor nutricional y energético de cada una.

Lleva alimentos "vivos" que aportan altas cantidades de energía vital. El organismo aprovecha la energía vital para realizar sus funciones básicas, ya que si la tiene en abundancia, la utiliza para regenerarse.

Está preparada específicamente para cada sexo, nutre los órganos, especialmente los órganos débiles. Progresivamente equilibra el organismo a nivel físico, mental y emocional.


Está preparada según los Principios de la Naturaleza

Estos principios rigen todo lo que existe, nuestra vida y nuestra salud también.

Todo lo existente en la Naturaleza, se rige según las leyes del Universo. El ser humano es parte de la Naturaleza y aunque no conozca éstas leyes, siempre está sujeto a ellas. Pero una vez aprendidas, sería prudente vivir según ellas. Cuando se vive de acuerdo con las leyes universales, se encuentra la salud, pero cuando se aparta de ellas y se vive una vida antinatural, su salud y su bienestar se ven perjudicados.


El equilibrio se basa en unos principios lógicos, invariables y sólidos que nos ayudan a vivir en armonía con la Naturaleza y a obtener la Sabiduría, que nos guiará en la búsqueda de la salud y la felicidad.

Las causa de la mayoría de enfermedades se originan en los 6 órganos y 6 víseras

Los seis órganos son: hígado, corazón, bazo-páncreas, pulmón, riñón y el plexo solar (vitalidad).

Las seis vísceras son: vesícula biliar, intestino delgado, estómago, intestino grueso, vejiga y el triple calentador (expulsa y mueve residuos y líquidos ya metabolizados).


Desde que nacemos hasta que morimos, estos órganos y vísceras, van trabajando en armonía, van creciendo en equilibrio y a su vez desarrollando al hombre en cuerpo y mente.

El equilibrio emocional y físico es inseparable, uno depende del otro. Para obtener una buena salud, los buenos sentimientos, ideas y pensamientos son esenciales. Al igual que, para obtener un equilibrio emocional y conseguir la felicidad, es necesario tener una buena salud. Una persona con sentimientos y punto de vista retorcido, acaba torciéndosele el cuerpo, y así mismo una persona con un cuerpo torcido, acaba teniendo ideas retorcidas.


Cuando los órganos están en equilibrio, la armonía es notoria, hay buen humor, buen color de cara y piel, pensamientos sanos y positivos, etc. Pero cuando alguno se desestabiliza (por el frío, por una inadecuada alimentación o por un abuso de sabores perjudiciales) y se vuelve débil por la falta de energía, automáticamente empiezan a atacarse y a robarse energías unos a otros. Los resultados del mal funcionamiento de los órganos, origen de distintas enfermedades, se reflejan en el cansancio, la debilidad, el mal humor, en el color de la piel, en los pensamientos negativos, desgana, etc.


La energía que recorren el cuerpo sin obstáculos, hace que los órganos y sus vísceras se desarrollen y trabajen en equilibrio unos con otros, a la vez que consiguen la armonía de los órganos con el plexo solar y el triple calentador, esenciales ya que son núcleos de energía.

Cada órgano necesita distintos nutrientes (combustibles) y energía vital para poder cumplir con sus funciones, por ejemplo: digerir, quemar la grasa, oxigenar y regenerar las células, absorber micro nutrientes, eliminar líquidos y desechos metabólicos, circular la sangre, mantener la temperatura y las defensa adecuadas, etc.

Pero, además de esas funciones básicas e imprescindibles, el humano posee en abundancia diversas capacidades físicas y psíquicas: moverse, aprender, intuir, memorizar etc. Para que esas capacidades se manifiesten y sean óptimas, nuestro organismo necesita suficiente energía vital y estar equilibrado.


Además de éstas funciones los órganos gobiernan también en distintas zonas del cuerpo:

Cada órgano tiene sus zonas reflejas debido al paso de los meridianos: canales de energía. La falta de energía es la causante del mal funcionamiento de los órganos.

• El hígado: cuello y ojos.

• Los pulmones: pecho y antebrazo.

• El corazón: venas y arterias.

• El estómago: muslos y rodillas.

• Los riñones: tobillos, nuca, coronilla, etc.


En la actualidad, los tratamientos a base de medicamentos, no nivelan ni aumentan la energía en los órganos débiles o necesitados. La medicina actual se basa en el alivio del dolor, las molestias y los síntomas de la enfermedad, pero no corrige la causa. Esto provoca recaídas reiteradas aún peores.

La alimentación Yuk-ki aporta energía vital, para fortalecer y equilibrar los órganos


Es un tratamiento natural que no contiene ningún conservante químico ni aromas artificiales, que actúa de acuerdo con las leyes de la Naturaleza. Ataca el problema de raíz sin contradicciones ni efectos secundarios y refuerza todas las zonas carentes de energía.


La energía vital contenida en la alimentación Yuk-ki

LA ENERGÍA VITAL es la fuerza que nos mantiene vivos, es la fuerza que hace germinar una semilla. La energía no es lo mismo que las calorías. Es muy importante que tenga en cuenta que la energía vital no se puede elaborar artificialmente en un laboratorio.

Vital significa perteneciente a la vida propia; es decir, que sólo podemos extraerla de alimentos puros, vivos, y naturales.

La energía vital es vida, calor, fuerza, control, poder y es fundamental para que el organismo cumpla sus funciones correctamente. ¡Sin energía no existe la vida!.


La necesitamos para cualquier cosa que hacemos con el cuerpo (movernos, ver, digerir) y con la mente (pensar, memorizar, observar) y con las emociones (sentir, querer).

Aumenta la capacidad de generar el calor y mantener una temperatura adecuada.

El cuerpo humano realiza autocontroles para mantenerse en el estado más adecuado.

Controla la temperatura corporal, la glucosa, el colesterol, la tensión arterial, etc., para sostener un nivel óptimo y apropiado en cada circunstancia. Mantener la temperatura corporal interior y exterior adecuada es esencial para la salud.

Este autocontrol funciona bien cuando usted tiene la energía suficiente, si tiene poca cantidad de energía vital automáticamente aparecen problemas de control y coordinación.


El cuerpo se debilita y nuestra temperatura interior disminuye. Al intentar generar nuevamente calor, para llegar al nivel de temperatura ideal, el organismo hace un sobresfuerzo, mediante el que perderá aún más energía vital. Nuestro cuerpo comienza a vibrar, aparecen los nervios y la ansiedad, que nos obliga a comer impulsivamente para intentar obtener toda esa energía que nos falta, y que se encuentra únicamente en los alimentos.

La energía que aporta la alimentación Yuk-ki se convierte en calor y fuerza que nuestro cuerpo necesita y aprovecha para realizar sus funciones correctamente. Cuanta más energía, mejor es nuestra salud, y gozamos de más vigor.

Optimismo y fluidez mental


La falta de energía vital disminuye la capacidad de generar el calor. Como consecuencia, baja la temperatura del interior y el calor no llega a todas las partes del cuerpo. Las zonas frías se encogen, endurecen e inflaman. Aparece: cansancio, frío, angustia, debilidad, dolor muscular, articular, calambres, agarrotamiento, tirones, escalofríos, alteraciones cardiovasculares, taquicardia, envejecimiento prematuro de la piel (se pone áspera y se arruga), aumento o disminución del peso corporal, miedo, ansiedad, nerviosismo, etc.

El enfriamiento también perjudica a los órganos. Cuando, por ejemplo, se enfrían los riñones aparece dolor en la zona lumbar, aflojamiento de las piernas y los tobillos, no se eliminan bien los líquidos ni las toxinas, aumentan los desechos metabólicos en la sangre (azúcar, colesterol, ácido úrico, etc.), la sangre se pone más espesa y no circula bien.

Excesivo enfriamiento puede conducir a la fiebre (el cuerpo genera más calor en el exterior para compensar el frío acumulado en el interior, como en la gripe) o a una descompensación del calor y frío (escalofríos, sofocos en menopausia).

Una prolongada falta de energía puede conducir a problemas más graves: cansancio crónico, depresión, artrosis, artritis, asma, alergia, obesidad, hinchazón, tensión alta, colesterol, virus, quistes, cáncer, etc.

La única manera de prevenir estos problemas o solucionarlos, una vez hayan aparecido, es reponer diariamente la energía por medio de la alimentación. Pero la mayoría de las personas gastan mucha más energía de la que reponen, debido a que los alimentos que ingieren no contienen la cantidad suficiente y necesaria.


Los medicamentos alivian los síntomas, pero no aportan energía vital. Ya que ésta no se puede fabricar en laboratorios. Sólo se puede obtener de los alimentos "vivos" como semillas y cereales.

El equilibrio orgánico YIN-YANG

En la naturaleza, existen dos partes: Negativo (- YIN) y Positivo (+ YANG) con caracteres opuestos y complementarios.

Energía YANG es una energía de carácter expansivo, mientras YIN es constrictiva. El equilibrio consiste en poseer las dos energías a la vez. En la constitución humana también aparecen estos dos caracteres.

El hombre, al nacer es YANG (+), porque sus órganos YANG son más fuertes que sus órganos YIN, y por tanto necesita fortalecer sus órganos YIN.

Con la mujer sucede al contrario: al nacer es YIN (-), sus órganos YIN son más fuertes que sus órganos YANG y por tanto necesita fortalecer sus órganos YANG.

Entre los alimentos que comemos, según la medicina Yuk-ki unos poseen más energía YIN y otros, más energía YANG.

Los alimentos YIN fortalecen los órganos YIN pero a la vez debilitan los órganos YANG.

Los alimentos YANG fortalecen los órganos YANG pero debilitan los órganos YIN.

Cuando somos jóvenes, hay más energía vital en todos los órganos. Con la edad la energía baja y aparecen problemas físicos, mentales y emocionales, según los órganos afectados.


Para mantener el equilibrio entre los órganos, el hombre necesita comer más alimentos de carácter YIN, y la mujer debe comer más de carácter YANG.

Efecto duradero de la alimentación Yuk-ki


A diferencia de los estimulantes, tiene un efecto energético duradero.

Estimulantes:

Estimulan la energía que ya existe en el cuerpo. Es energía fugaz que sube y baja rápidamente.

La alimentación Yuk-ki:

Aporta energía vital duradera que se mantiene durante varias horas y baja gradualmente.


Conclusión

Cuando los órganos están en equilibrio poseen la energía vital necesaria, las capacidades y el rendimiento son óptimos:

• Físico (fuerza, vitalidad, defensas altas y temperatura corporal adecuada, etc.)

• Mente (inteligencia, memoria, claridad)

• Actitud y emociones positivas (optimismo, cortesía, valor, motivación, comprensión, amor, etc.)

Cuando los órganos están en desequilibrio y con un déficit energético, las capacidades y el rendimiento son bajos:

• Físico (debilidad, cansancio, defensas bajas y temperatura corporal descompensada, etc.)

• Mente (falta de concentración y de memoria, mente nublada, etc.)

• Actitud y emociones negativas (pesimismo, arrogancia, miedo, desmotivación, intolerancia, celos, etc.)

Su eficacia se debe a: la aportación energética y terapéutica de sus ingredientes en proporciones específicas para el hombre y la mujer.

Constituye una nutrición mucho más energética, completa y equilibrada que cualquier comida normal.


Aviso importante

Todos artículos y las informaciones de medicina Yuk-ki están registrados intelectualmente y están protegidos por la ley, así como sus fórmulas de la alimentación Yuk-ki, patentados en los países másimportantes del mundo.